Blog

Consecuencias de la pérdida de empleo

A raíz de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, entramos en un nuevo ciclo económico y laboral. Tengo intención de escribir una serie de posts para ofrecer orientación y recursos sobre aspectos básicos de la búsqueda de empleo. En este post introductorio indicaré algunos aspectos generales sobre las consecuencias de la pérdida de empleo, y en los siguientes analizaré las fases principales en que se divide la búsqueda.

La pérdida de empleo

La pérdida de un empleo puede tener distintas consecuencias. Muchas personas van a sufrir precariedad laboral en diferentes formas: suspensiones temporales de contrato (ERTEs), no renovación de contratos temporales, rescisiones (despidos) por falta de actividad económica… Pueden ser pérdidas económicas que conlleven otro tipo de pérdidas asociadas.

El trabajo aporta mucho a nuestras vidas. No es sólo la principal fuente de ingresos para la mayoría de las personas; el hecho de levantarse cada día (laboral) para ir a trabajar, aporta estructura y orden a nuestra vida. Nos permite desarrollar cosas que sabemos hacer (y, si hemos elegido bien nuestra ocupación, nos gusta hacer). Hemos de poner en práctica un montón de competencias y habilidades que poseemos, tanto las más técnicas para realizar las tareas que tenemos encomendadas, como otras más transversales que necesitamos para colaborar, comunicarnos y socializar con nuestros compañeros, jefes y clientes.

Perder el empleo de forma involuntaria y a veces inesperada puede ser un palo para muchas personas. Desde luego que el impacto que ocasiona varía mucho con la situación personal. Dependiendo de la necesidad económica, la red de apoyo familiar o las carterísticas psico-sociales de la persona (fortaleza mental, nivel de autoconfianza, resiliencia o resistencia a situaciones adversas, formación…), la situación de desempleo afecta más o menos.

Por lo tanto, como sucede con la llegada de cualquier cambio brusco o acontecimiento inesperado a nuestras vidas, lo primero que conviene hacer es tratar de asimilarlo y ajustarse a la nueva situación. Hemos sufrido una pérdida (de ingresos, de seguridad, de estabilidad, de sentido de utilidad…); lo que toca ahora es pasar página y agradecer la etapa anterior, con todo lo que nos ha aportado. Recoger las buenas experiencias, los aprendizajes, los contactos o las amistades realizadas, y cerrar esa página de nuestra vida laboral.

Lo nuevo

Conviene pararse para examinar en qué aspectos me va a afectar la nueva situación: a nivel económico, puede ser un buen momento para hacer balance (en una hoja de cálculo) de nuestras perspectivas de gastos e ingresos, para tener más claridad sobre nuestra situación real. Quizás la nueva situación también afecte a la distribución de tareas domésticas, al uso del tiempo, o a priorizar cosas que antes no eran prioritarias.

Todo cambio brusco provoca estrés. Un aspecto que tenemos que cuidar sin duda es nuestra propia salud física y emocional. Tenemos que estar vigilantes contra el desánimo. No es extraño que en una situación de desempleo aparezcan nuestros “demonios” en forma de culpa, desesperanza, pereza o baja autoestima. Tenemos que prestarles mucha atención, ya que la nueva situación es un terreno abonado para ellos, y más a medida que pasan los días y nuestra búsqueda no da frutos. En alguna otra ocasión hablaré de distintas maneras de reconocer y combatir estas fuerzas internas que a veces aparecen con la intención de hundirnos.

El resultado final de esta primera fase después de encontrarse en una nueva situación de desempleo, es dejar marchar la situación anterior, y coger fuerzas y confianza para lo que está por llegar. Será pasar de estar “parao”, “en paro” (como un vehículo averiado en la cuneta…), a estar en búsqueda activa de empleo, un tipo de actividad por la que todos pasamos en nuestra vida laboral. Nuestra nueva ocupación temporal será la de “buscador activo de empleo“. Y como ocurre en cualquier otra actividad, si queremos desarrollarla bien y tener éxito, tendremos que prepararnos para ella. Cómo hacerlo será el tema de los siguientes posts.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies